El visionario Dr. Fernando Monckeberg fundó la institución que hoy luce con orgullo su mayor logro: contribuir de manera fundamental a derrotar la desnutrición en Chile. A lo largo de nuestra historia hemos recuperado la salud nutricional de más de 95 mil niños, en estrecha colaboración con el Ministerio de Salud.

En 1976 se crea la Corporación para la Nutrición Infantil (CONIN), institución privada sin fines de lucro, que generó una red de atención cerrada (es decir, por derivación) en todo el país, para niños y niñas con desnutrición, en coordinación con el Ministerio de Salud, logrando recuperar la salud nutricional a más de 95 mil niños de nuestro país. En 2010 la prevalencia de desnutrición aguda (peso para la talla < – 2 DE) controlados en el sistema público de salud es sólo 0,3% y de desnutrición crónica  (talla para la edad < – 2 DE)  es sólo 2%, muy por debajo del promedio de la región.

Los centros de atención nutricional  de CONIN, financiados por el Estado, manejaban niños y niñas desnutridos graves o con condiciones sociales muy adversas. A través de hospitalizaciones de hasta 2 a 3 meses se lograba la recuperación nutricional y simultáneamente se trabajaba en coordinación con los centros de salud pública, para mejorar las condiciones sociales. La mortalidad en estos centros era menor al 2%, la tasa de reingreso muy baja y el costo menor a una hospitalización tradicional.

Junto con otras políticas públicas implementadas por el Estado de Chile, se consiguió optimizar la gestación y el desarrollo fetal, mejorar el peso de nacimiento, reducir la desnutrición y aumentar el potencial de aprendizaje, elementos críticos para incorporarse al sistema educacional y avanzar en el nivel de escolaridad de la población. Por otro lado, el conjunto de políticas de protección social implementadas permitieron que estas nuevas cohortes de niños y niñas adquirieran mayores y mejores competencias y capacidades, contribuyendo a romper el círculo de la pobreza y el subdesarrollo.


Be Sociable, Share!